jueves, 14 de agosto de 2008

Crisis matrimonial

Hay muchos casos de matrimonios que como todos empezaron con un buen pie,pero conforme pasan los años se deterioran o llegan a romperse incluso después de 15 o 20 años de convivencia;¿porqué sucede esto?, a continuación un extracto del análisis de este problema hecho por Manuel Saravia, psicólogo del Instituto Gestalt de Lima.

Saravia asegura que en una relación de parejas siempre va a ver complicaciones,pero deben hacerse lo posible para que no llegue al rompimiento.

Las crisis en la pareja pueden ser clasificadas en cinco formas:

-La primera crisis de los dos primeros años o crisis de la crema dental-se produce por la necesidad de la pareja de conocerse el uno al otro.Aquí se ubican las discusiones banales como dejar abierta la tapa de los baños,por dejar la toalla sobre la cama,por no sacar los cabellos de la ducha,por roncar,en fin todo aquello que es típico de una convivencia.
-La segunda crisis,se da con la llegada del primer hijo.La mujer deja de ser mujer para ser madre.Ahora la pareja habla del hijo,de los gastos y responsabilidades,se descuida la seducción y el sexo,el hombre incluso llega a tener celo de su primogénito y reclama más tiempo de su esposa.
-Le sigue la crisis de los siete años.En esta etapa cada uno sabe de que pie cojea el otro.En algunos casos se presenta las infidelidades.Se da un cierto desgaste por la crianza de los hijos y cada uno ha perdido el encanto de los primeros tiempos.
-La cuarta crisis que suele aparecer entre los 10-15-20 años de convivencia o matrimonio, es más profunda y existencial.Aquí comienzan los cuestionamientos sobre lo que de verdad se siente.También aparecen los reproches:"no me gusta como me hablas","hay hábitos en ti que no tolero","ya no se si te amo",no se si quiero seguir contigo,son frases que empiezan a rondar con fuerza la cabeza.
-Por último en la senectud aparece la crisis del "nido vacío".Cuando los hijos se van ,la pareja solo tiene una opción:volverse a conocer.Esta etapa puede llevar a la desesperación y a la depresión.

Saravia afirma que en toda relación humana siempre se va a dar una crisis,ya sea por la lucha por el poder,por la crianza,por el manejo económico,por la diferencia de gustos y costumbres entre otros.El problema no es la diferencia,sino la habilidad que se tiene para reconciliarse.En este sentido recomienda fijar un espacio y diálogo claro y maduro para decirse de manera franca las molestias causantes y dejar en claro que es la conducta y no la persona en si el meollo del conflicto.Aconseja también tener una amplia capacidad de negociación y a la vez darse un tiempo para todo:para estar solo,con los amigos,para el trabajo,para la familia,para los hijos,entre otros.
Por último la fórmula sencilla para estar unidos es el recuerdo de aquellas cosa que los enlazaron al empezar la relación y es bueno ponerlo nuevamente en práctica.Evitar la monotonía,hacer de la vida una variedad que ahí se encuentra la alegría y el compartimiento de la felicidad.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Gracias por brindar esas explicaciones, estoy pasando por esa etapa donde mi marido ha llegado a decirme que no me ama.. realmente no le creo, el amor no se acaba de la noche a la mañana.

Anónimo dijo...

Hola llevo 15 años de matrimonio y estoy sintiendo todo lo que se describe en esta etapa, tengo días que no se si amo a mi esposo tengo deseos de romper con el y después se me pasa todo esto.
Gracias por su ayuda.

Anónimo dijo...

hola yo estoy sintiendo lo que se descibe en los 10 años no se si amo a mi esposo tengoganas de romper con el.

Anónimo dijo...

Que díficil es darte cuenta de que despues de 10 años de matrimonio, todavía rondan por tu cabeza las dudas del amor verdadero y las ganas de luchar. Me siento muy triste.

Walter H. dijo...

Para las personas que comentaron su situaciòn personal, la soluciòn como lo señala el ùltimo pàrrafo del post (que està de acuerdo con el sentido comùn), deberìan enfocarse en :

1.-Hablar con sus parejas puntualizando las cosas que no gustan y hacerse la promesa de cambiar (ùtil si son "comprensibles").
2.-Negociar, que debe haber un respeto por ambos de los tiempos en las dedicaciònes tanto en deberes como en divertimientos.
3.-En lo particular, todo cambio e innovaciòn-llàmense arreglo personal-diferente si es posible en el dìa a dìa, genera entusiasmo y alegrìa en la pareja y motivos suficientes de cercanìa, antes que la rutina (monotomìa) que crea apatìa.

Anónimo dijo...

Wow...super interesante

Anónimo dijo...

Y si las negociaciones quedan en nada, si no hay dialogo si se perdio la amistad, la camaraderia, el.buen sentido del humor en la pareja, vale la pena sefuir intentando