martes, 8 de abril de 2008

Manifestaciones actuales del apartheid


Si bien el apratheid oficial que fue establecido en Sudafrica ha sido disuelto desde finales de 1980 y principios de 1990,no se está lejos de admitir que se sigue manteniendo esta forma de segregación a nivel mundial a cargo de los países poderosos o de sus instituciones que subyugan bajo diversas formas a los países débiles y corruptos.

Este apartheid,que puede llamarse global,principalmente económico-social,condena a multitud de pobres a permanecer en la pobreza.América Latina es la segunda región después de África en padecer una mayor desigualdad ,en el que el 40% de su población vive en la pobreza. Sutilmente los poderosos han encontrado maneras para perpetuar la pobreza,mientras ellos se enriquecen,so pretexto justamente de dar recetas o medidas para combatir esa pobreza.

Ahora la apertura de los mercados financieros y productivos al capital extranjero,bajo el manto de mayor trabajo,mayores ingresos y por ende mayor desarrollo,las grandes transnacionales se posesionan de los sectores apetecibles de un país: energía,banca,recursos naturales y en muchos casos en el sector educación y salud,en los que para establecerse consiguen numerosas ventajas fiscales como la eliminación de pago de pensiones y servicios sociales a los trabajadores,la ampliación a la subcontratación( Services),el aumento de las tarifas en los servicios,la disminución de las regalías (en caso de industrias extractivas),etc.

Lo que teóricamente debió ser, con la apertura de los mercados: la mayor inversión de capitales de estas transnacionales para finalmente mayor beneficio de la población,resulta en estas dos décadas de aplicar la receta en América Latina,una mínima reducción de la pobreza,siendo mayor el detrimento de las condiciones laborales,el empobrecimiento de los recursos naturales(sin mayores beneficios para el país explotado) con su mayor impacto ambiental negativo(deforestación,emisión de cianuro,contaminación de acuíferos y ríos,etc.),una mayor mercantilización de los servicios públicos,con aumento de las tarifas y poca o nula mejora de la calidad.

Los beneficiados de la aplicación de esta receta para disminuir la pobreza han sido las élites políticas y económicas de la región y de los países inversores.

Lamentablemente en esta apertura de los mercados a los capitales extranjeros(y la competitividad económica que trae consigo-libre competencia) ha hecho que gobiernos corruptos ofrezcan menores costos de producción a los inversores para atraerlos,suscritos en contratos donde hay total ausencia de transparencia,con lo que finalmente se consume ese beneficio de enriquecimiento de unos pocos y un empobrecimiento de muchos.

3 comentarios:

Santiago Andrés Aza Rojas dijo...

Muy buen artículo, en realidad.

Santiago Andrés Aza Rojas dijo...

Muy buen artículo, en realidad.

walthzar dijo...

Asì es amigo Santiago Aza, la pura verdad, y lo que màs da còlera son los gobiernos de turno que son los encargados de velar por el cumplimiento de las reglas a que deben señirse las grandes transnacionales.