miércoles, 30 de enero de 2008

La Historia de Aisha : El Alma Humana

El gran profeta de Israel fue desterrado de Egipto hacia el desierto.........Hosarsiph(Moisés),encontró refugio en la casa de Jetro,un sacerdote protector de los hombres del desierto,libios,árabes,semitas nómades.

En el templo de Jetro,Moisés expiaba sus pecados y se entregó con profunda abnegación al culto.La idea de su misión pasó ante sus ojos.En la casa de Jetro se abismó en el estudio de 2 libros que encontró allí:La guerra de Jehová y las generaciones de Adán.

Dada la intelectualidad que tenía que estaba a la altura de la ciencia egipcia,reconocía la inmutabilidad de las leyes del universo y pensaba en la ciencia de los principios inteligibles dado por el gran maestro Hermes Trimegisto (tres veces grande).Estaba de acuerdo con el orden de principios de las potencias: "todo lo que comienza termina y donde termina comienza,todo una eternidad,por siempre y para siempre","comienza por el orden descendente involutivo de la causa primaria:El Padre inefable,hacia la materia,luego por orden ascendente de la materia ,por proceso evolutivo(creación individual-desarrollo de la conciencia) hacia la causa primaria:El Padre inefable".

Moisés según esta su cosmogonía,meditó en la obra que se propuso a realizar:creación de una religión eterna.

En una cripta del templo de Jetro,sentado sobre un sarcófago meditaba a solas,buscaba dentro de sí,en su mundo interior el Verbo de su libro que le serviría de base,la figura de su obra,la Palabra que será la acción.En su ojo interior,en la noche de la cripta resplandeció sucesivamente las palabras sagradas de IEVE y AELOHIM y después de comprender su significado ve la evolución humana en el espacio y tiempo-a través de la historia de la caída del alma que también en el génesis se llama Aisha.

Aisha,la divina psique(el alma humana),vive dichosa en el éter divino sin conocerse a sí misma.Goza del cielo,su patria sin comprenderlo.Para comprender es preciso olvidar para recordar de nuevo.Para amar es preciso perderlo para reconquistarlo.No aprenderá sino por el sufrimiento,no comprenderá sino por la caída,¡ y qué caída!,mucho más profunda y trágica de la que leemos en la biblia infantil.

Atraida hacia el abismo tenebroso,por el deseo de conocer,aisha,se deja caer,deja de ser el alma pura que solo tiene un cuerpo sideral y vive en el éter divino,se reviste con un cuerpo material y entra en el círculo de las generaciones,desciende de mundo en mundo y olvida.Un negro velo recubre su ojo interior,su conciencia divina queda oscurecida y conserva solo un débil recuerdo de su antigua ventura.¡De esa chispa deberá renacer y regenerarse.

Así Hosarsiph (Moisés) vio la salida de aisha del paraíso y contempló las generaciones de Adán en el universo.El aisha terrestre sucumbe en la idolatría bajo infernales pasiones.Moisés se promete a sí mismo despertarla estableciendo el culto a Aeholim(Jehová).Su obra,su plan un proyecto portentoso que jamás ser humano pudo concebir-crear una religión para siempre a partir de una base sólida:su libro el Sepher Bereshit,libro de los principios-El Génesis,era lo extraído del crisol de su pensamiento.

Fuente:
Schuré Edouard:El Sepher Bereshit.Los Grandes Iniciados.Edt. Atenas.Bs Aires 1952