miércoles, 12 de septiembre de 2007

Deudas en la Historia

Para la sana y buena convivencia y/o armonía entre las personas es necesario subsanar entre otros, viejos rencores,pasando por el reconocimiento de actos que perturbaron y denigraron en su momento el honor de las mismas.

Es de honorables presentar las excusas en cualquier momento para quedar bien con el prójimo y consigo mismo.

Lo anterior debe aplicarse también a los pueblos y naciones del mundo,y esto se trae a colación al leer una noticia reciente en un diario:"Perú podría reclamar tesoro de naufragio encontrado por la empresa Odyssey Marine Explorations,en un galeón español que partió de Perú en 1804 hacia España".

Yendo a la historia,lo que debemos a España no es más que el resultado final de cualquier convivencia,es decir en este caso, herencia genética,costumbres,fundación de ciudades,el idioma castellano(esto aprendido más a fuerza de convivencia que, dado para instrucción).

Habría que enrostrarle a España no habernos dado en su momento la plenitud de su cultura : fundó más conventos que escuelas,restringió la libertad intelectual , lo hizo en la época del oscurantismo,permitiendo nutrir el espíritu con solo un libro ,el de la religión.

España con ese afán confeso y codicioso a los metales preciosos(oro,plata),saquearon literalmente el antiguo imperio incaico,atropellaron la dignidad de los indígenas,considerándolos simples "bestias de carga" y lo sometieron al trabajo en las minas como esclavos que solo se liberaron de sus famosas mitas(que significa lo que no quiere significar:turnos de trabajo para evitar la esclavitud) cuando el individuo no rendía o moría,así mismo en los obrajes(centros de trabajo de textileria) no les daban descanso y encima a todos les obligaban a pagar altos tributos para la corona española.

Pese a las ingentes riquezas enviadas a España lo lamentable es que en esos 300 años de coloniaje y usufructo de los bienes y riquezas del antiguo Perú,España no supo aprovechar esas épocas de bonanza forjadas con el látigo de la esclavitud y así consolidarse como una nación de primer orden,todo lo despilfarraron en la mala administración de sus virreinatos y sus guerras de sucesión.Esto será un reproche que la misma España tendrá que hacerse.

En lo que a nosotros y demás colonias ultramarinas que fuimos concierne,España nos tiene pendiente enormes cargos formulados en su cuenta,cargos mencionados de ultraje durante la conquista y coloniaje.Si bien es cierto que no hay ninguna legalidad que obligue a resarcir esos actos del pasado,queda la moralidad que debe manifestarse en oportunidades como este en dar como se dice "al César lo que es del César",el tesoro encontrado (373 millones de euros) en ese galeón hundido pertenece al Perú y por lo tanto debe devolverse a su dueño.

No hay comentarios: