lunes, 17 de enero de 2011

El viejo tema de la virginidad


El antiguo tema de la virginidad ha tenido en el pasado casi una opiniòn generalizada de sìmbolo de pureza,sello de garantìa de una mujer,a punto de que si , en el matrimonio era encontrada desflorada,era desprestigiada y denigrada.Esta manera de pensar era alentada por la religiòn,que consideraba y aùn grandes sectores religiosos lo siguen valorando al sexo como un fin procreativo.

Afortunadamente los tiempos cambian,las cosas ocultas salen a la luz,los tabuès dejan de serlo,y para bien o  mal se està caminando por linderos de mayor libertad en el pensar ; mujeres y hombres ya ha descorrido las telarañas con las que se mantenian ocultas estan costumbres tradicionales y las cargas sociales son menos y las imposiciones machistas van cediendo,las mujeres han encontrado un espacio para desarrollar su sexualidad sin mayores  presiones que antaño.

La òptica de mirar a una dama como digna,pura y sana con solo su intimidad intacta,ya es cosa del pasado o va camino a desaparecer,quedando solo alguno que otro rasgo machista que reclama esta exigencia.Cada vez son màs los varones que ya no dan importancia a las anteriores experiencias amorosas de sus parejas y es màs, algunos prefieren a mujeres que hayan tenido experiencias previas.

Sin embargo hay que decir  que, aùn hay dentro de las mismas mujeres quienes dan valor a la virginidad consideràndolo como un hermoso regalo,el màs grande tesoro que es guardado para la persona especial que serà su futuro esposo y dicen que no lo darìan  por una simple calentura del momento,sino por un verdadero amor.

Otras personalidades fèminas màs racionales dràsticamente opinan que, siendo el himen tan solo una membrana,no hay vìnculo con el comportamiento moral de la persona.El valor de un ser humano va màs allà de la consevaciòn de sus intimidades.

Para un desarrrollo sano de la mente y cuerpo,tambièn hay que dasarrollar la sexualidad libre de perjuicios,y cada quièn tome sus decisiones teniendo en cuenta una actitud responsable en lo que se derive de su ejecuciòn ,principalmente en la protecciòn de su salud.

A estas alturas el mito de la virginidad ya no va màs,y si una chica te rechaza argumentando que quiere conservar su himen para el matrimonio,una de dos,es que no quiere nada contigo o le da demasiada importancia a un mero tràmite fisiològico.

No hay comentarios: