martes, 12 de octubre de 2010

Una mirada ètica a la reproducciòn asistida


Declaraciones recientes del Vaticano condenando la reproducciòn asistida,despierta nuevamente los dilemas,paradojas y conflictos que genera este avance de la ciencia para tratar los problemas de esterilidad o infertilidad de la pareja.

Las tècnicas de reproducciòn asistida,con sus dos medios: el de la inseminaciòn artificial (basicamente es la introducciòn artificial del esperma del hombre en el ùtero de la mujer) y la fecundaciòn in vitro (la manipulaciòn del òvulo de la mujer y el espermatozoide del varòn que lo fecunda fuera del cuerpo -en un "tubo de ensayo",para despuès este producto implantarlo en el ùtero de la mujer),no son actos mèdicos milagrosos,no es ningùn milagro de la ciencia,sino una actividad cientìfica humana de elevada complejidad.

Las noticias del dìa a dìa,que llegan masivamente como informaciòn al grueso pùblico,son de expectaciòn,pero mayormente adopatan un tinte festivo para expresar dudosa victoria de la ciencia sobre la naturaleza.

Con el afàn de publicidad las noticias periodìsticas suelen estimular los miedos subconcientes de la sociedad porque comunican erròneamente informaciòn sin base de hechos cientìficamente demostrados.

Frases tanto de religiosos  o de profanos,como el "que se pretende a jugar a ser Dios", o "nos estamos enfrentando a la naturaleza",generan miedo a lo desconocido y desliza ciertas connotaciones catastròficas,son todas noticias preocupantes para la bioètica mèdica.Sin lugar a dudas la pobreza de elementos de juicio con los que se llega al gran pùblico,genera ideas preconcebidas que no hacen bien para nada al futuro de la reproducciòn asistida.

Sin embargo contra viento y marea la ciencia avanzarà y avanza inexorablemente y los actos dentro del campo de la vida y la salud,como lo es la reproducciòn asistida estàn circunscritos dentro de la  bioètica que resguarda el actuar de los cientìficos.

La sensaciòn del "hombre creador" que se agudizò con el nacimiento en Inglaterra de Louise Brow,la primera niña nacida gracias a la fecundaciòn in vitro en 1978,a quedado fuera de lugar, porque los mèdicos y cientìficos no crean,no fabrican niños,simplemente ayudan de otra manera el desarrrollo de un proceso fisiològico por otro camino que el de costumbre cuando las circunstancias normales se encuentran bloqueadas.

Al hablar de la vida humana y la "manipulaciòn" dentro de ella,debe hacerse con responsabilidad, y esta responsabilidad compete a todos,juristas,moralistas,teòlogos,filòsofos,hombres simples de la calle,que deben enriquecer la ètica de responsabilidad.Y todos tambièn deben estar seguros que el actuar de los cientìficos està enmarcado dentro de las normas y principios que resguardan la dignidad humana.

No hay comentarios: