martes, 25 de septiembre de 2007

Las argucias pueriles de la telefónica



Cuando se acabaran los vericuetos y sinúmero de argucias de la telefónica, patentados como legales,en una suerte de inventos de cobros cada vez más intrincados en ese mundo comercial donde se mueve esa transnacional?.

Existe montones de planes en pagos por llamadas que se ofrecen al aturdido consumidor,los cuales como planteamientos a resolver son atiborrados como uno más a los múltiples problemas que el sufrido ciudadano padece en este su periplo por la vida.

Los planes de pago de telefónica y otras sandeces no tienen más finalidad que encasillar las llamadas en dos tipos de usuarios: los que gozan de más libertad horaria,a quienes se les esquilma sus bolsillos y aquellos otros que escogen un plan control,castigándolos con un tiempo reducido a hacer una comunicación telegráfica.

Ahora en el más inaudito de los casos está circulando un mensaje personal,ofreciendo la conexión al segundo por cada llamada telefónica en vez de la que usualmente cobran por minuto.

Dice la transnacional que es un esfuerzo para favorecer al usuario para que bajen sus costos mensuales a la sola condición que acepten ese cambio y para lo cual se requiere gravar esa aceptación.

Planteado así el problema sería como si un empleador le dijera a su empleado: a Ud. le conviene un aumento de sueldo,por lo tanto acepte el aumento,¡ah!,pero si acepta,tiene que firmar aceptando ese su aumento.

En ambos casos,¿a quién no le va convenir una rebaja en el costo de sus llamadas o un aumento de sueldo?,no habrá nadie que se niegue;pero si son así de tan generosos los patronos porque simplemente no comunican, o como el caso de la telefónica porqué no hacer público la tarifación al segundo,en vez de estar llamando a cada usuario y veladamente ejercer una sutil presión para gravar su aceptación.

Lo que pasa es que esta compañía es muy lista,si "ve" a un usuario que en un determidado tiempo aumentó sus llamadas,para tratar de esquilmarlo al máximo le ofrecen ventajas fijándole una tarifa fija para siempre,cuando en realidad este usuario ocacionalmente tendrá llamadas aumentadas,y así un desprevenido cae en la trampa.Sin embargo siempre la decisión será un dilema: si aceptas,probablemente cada mes aumentará tu desembolso y si no aceptas,puedes creer que le ganaste a un grandazo,a un pepe el vivo,tal igual como aquella persona que creyó haberle ganado a aquel que le cobró por mirar barcos en el mar,cuando le mintió y pagó solo por 5 barcos cuando había visto 20 y se dijo entre sí:¡ a mí con cobros,si no seré vivo!.

No hay comentarios: